El-Barbo.es

Artículos de pesca para la etiqueta
pesca a la inglesa

Caballas en Marbella

Hola a todos, para empezar quisiera disculparme por el retraso en la escritura de aventuras por mi parte, pero es que he estado de vacaciones jajaja.

En esta ocasión el destino supone un cambio radical en el lugar de pesca, equipo y cebos, si lo comparamos con los que normalmente frecuentamos o utilizamos los de tierras adentro. Esta vez las jornadas transcurren en las playas de Marbella y su puerto pesquero.


Ver mapa más grande

Nada que ver con Puerto Banús, el puerto pesquero de Marbella es un puerto de pequeñas dimensiones, donde no creo que acepten muy bien a los grandes yates de super lujo del primero. Por el contrario, la playa elegida es bastante grande, aunque nos centraremos únicamente en unos pocos metros de ella que tienen un desnivel acusado y presentan una mayor profundidad a pocos metros de la orilla. En la siguiente imagen os muestro los pozos marcados más oscuros.

Lamentablemente el tiempo nos nos acompaño, es bastante irónico teniendo en cuenta que la temperatura era agradable y el viento no soplaba apenas. Para tener buenas opciones de capturas es aconsejable que el viento esté “De Levante”, cuando oigáis esta expresión deberíais plantearos el “probar suerte”, y digo suerte porque al igual que en el interior, cada vez está peor la cosa en la costa, cada año menos pescado y más pequeño, tanto a nivel deportivo como profesional. Nosotros, con viento “De Poniente”, nos tuvimos que conformar con unas pocas herreras, pero tuvimos bastante mejor suerte en el puerto.

Pescamos muy fino con unas cañas de inglesa tentando a sargos, doradas, salmas y lisas, y consiguiendo buenas pescatas con una técnica bastante simple. Como engodo utilizamos 1kg de sardina previamente triturada mezclada con casi la mitad de la misma proporción en arena y pan rallado. Esta amalgama asquerosa tiene un especial poder de atracción para los peces marinos gracias al fuerte olor de la sardina, a demás con la arena dotamos a la masa de una gran densidad para que caiga rápidamente al fondo y por último, el pan rallado dota de consistencia y solidez al producto final. Luego lo de siempre, una veleta para un pelín de movimiento y brisa, y el anzuelo bien pegadito al fondo, junto a la pelota de sardina.

Si lo que queremos es pescar jureles, chicharros, caballas y bogas, la cosa cambia y deberemos hacer el amasijo de sardinas, muy fino y muy aguado, de manera que formemos una nube de fuerte olor y sabor a sardina, donde mantendremos a estos peces, que forman grandes bancos que se desplazan continuamente de un lado a otro. La profundidad de pesca en este caso disminuye de manera drástica, pescándose muy cerca de la superficie, la profundidad idónea hay que averiguarla sobre la marcha.

En cuanto a los cebos que utilizamos, bueno hay cientos, los más usados son los gusanos tipo “Coreana” o “Gusano del Norte”, para los sargos grandes usa quisquillas, para las lisas nada mejor que el pan, las caballas y otros predadores entrarán a cualquier cosa prácticamente pero será mejor utilizar trocitos de sardina tapando solo un pequeño anzuelo (muerden muy mal), nosotros para no complicarnos usamos berberechos, son más limpios y sencillos de anzuelar que los gusanos, pero eso ya va con cada uno. La mejor hora, como siempre, “Al Sereno”.

Un saludo y buena pesca!!