El-Barbo.es

Quimera del Lozoya

Y allí estábamos nosotros, se había corrido el rumor de que habían repoblado el sin muerte del Lozoya con sementales de fario. Aquello ya sonaba mal, si, a peces grandes, pero sonaba mal.

Era verano y efectivamente fue llegar allí, salir el sol y

tener a tiro unas cuantas y gordas truchas fario que pronto sucumbían a cualquier imitación y se dejaban arrastrar apenas sin ofrecer resistencia. Que pena de peces, que lamentable aspecto y que agridulce sensación, más agria que otra cosa. Sabíamos que serían fáciles, pero no pensábamos que fueran a ser tan viejas y tan grandes.

La pelea, o más bien el remolcado de las pobres truchas generaba en ellas una fatiga y un estrés demasiado grandes para su edad y estado, y nos costaba demasiado recuperar los peces con garantías para devolverlos al agua.

No me parece bien que se repueblen las aguas con estos peces tan viejos, tan frágiles y complicados de tratar, teniendo en cuenta que la mayor parte de las veces no se realiza una captura y suelta 100% correcta. No voy a entrar a comentar nada al respecto de la gestión de los intensivos y aguas de pesca en general, aunque puedes utilizar esta entrada del blog para expresar tu opinión al respecto de este u otros cotos y su pesca.

Al llegar a casa y ver el vídeo me di cuenta de que había pescado literalmente un monstruo, un pez sin aletas, de gran cabeza, lleno de heridas, cicatrices por rozaduras, podredumbres y hongos. Entonces, buscando sinónimos de monstruo encontré la palabra “quimera”. Tenemos un par de definiciones principales para esta palabra:

1_ Sueño o ilusión que es producto de la imaginación y que se anhela o se persigue pese a ser muy improbable que se realice. Resulta curioso pensar que en realidad vamos a pescar a un río que no está en las condiciones que quisiéramos y unos peces que por mucho que queramos, distan mucho de una trucha fario salvaje.

2_ Monstruo fabuloso que se representa con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de dragón. Piénsalo, estos peces en realidad son auténticos adefesios y deformes del mundo acuático.

Este vídeo es la materialización de ese sueño imposible del pescador urbano, incapaz de rozar con las llemas de sus dedos aquellos tesoros naturales al otro lado del mundo, lejos, muy lejos de esta Quimera del Lozoya. Una pesadilla en la que las truchas son viejas y deformes, y en la que estás condenado a verlas morir por asfixia.

 

Vídeo de la Quimera del Lozoya

Patrocina nuestro próximo vídeo
Más información


Las comparaciones son odiosas
Entradas sobre grandes peces salvajes

Entradas relacionadas con Vídeo Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *