El-Barbo.es

dorado-argentino

Considerado  por su gran entereza  y ferocidad  un rival  digno  de cualquier pescador, incluso de los de mayor  experiencia,  el dorado argentino cuyo nombre científico es salminus maxillosus pertenece a la familia Characidae y se  le puede encontrar   en la cuenca del Río de la Plata,  en el Río Paraná, Río Uruguay,  Río Amazonas, Río Grande do Sul y muchos otros ríos de Sudamérica. Se conocen varias especies con características análogas que se conocen con el nombre popular  de Dorado, damita o pirayú.

Con estas especies  comparte  las características propias del género Salminus, tienen el cuerpo robusto, alargado y un poco  achatado  en toda su longitud, lo que facilita el desplazamiento en las grandes corrientes, posee una cabeza  grande de gran fortaleza, boca amplia  con dos filas  de dientes cónicos muy afilados  y una lengua fuerte y musculosa, lo que aunado a su amplio abdomen  le permite capturar y  devorar presas  de gran tamaño y digerirlas con suma facilidad.

Excepto la cabeza de este pez,  todo el cuerpo está protegido por fuertes escamas que en el dorso presentan una pequeña mancha oscura, el color  del dorado argentino  va a depender  del ambiente acuático donde habita, el lomo o dorso  es rojizo con algunas tonalidades verdosas, los costados son dorados, aunque  se les puede encontrar en tonalidades de amarillos y naranjas, generalmente más intensos en la zona del  opérculo que marca el límite entre cabeza y tronco. El abdomen generalmente  es  de  color gris  plateado.

El dorado argentino  comparte con el resto de especies de la familia Characidae la característica de poseer  ocho aletas  con radios suaves y bastante flexibles; la aleta dorsal se encuentra prácticamente a  mitad del cuerpo, dos aletas pectorales, dos aletas ventrales, una aleta  caudal ubicada muy cerca de la aleta anal, y una aleta adiposa muy pequeña justo antes de llegar a la aleta caudal y en la parte superior.  La aleta anal permite determinar el sexo del pez, ya que al tacto la del macho presenta una textura estriada o rugosa, mientras que en las hembras es lisa, sin ninguna estría.

Las hembras de la especie tienen una esperanza de vida más alta que la de los machos, pudiendo llegar a 25 años de vida, mientras que los machos sólo vive  8 o 9 años, pudiendo alcanzar  los 70 cm de longitud, los  machos por ser menos longevos, pueden llegar a pesar hasta 8 kg.  Mientras que las hembras alcanzan un peso mucho mayor, el récord mundial del dorado argentino lo ostenta un ejemplar de 31,4 kg. (69,22 Lbs) pescado con caña.

dorado-argentinoII

Dorado argentino, cazador  furtivo en la cima de la cadena alimenticia

[adsense]

 

Excepto por los seres humanos el pez dorado argentino en su edad adulta  no tiene predadores, se encuentra  en la cima de la cadena alimenticia, es un gran cazador furtivo, carnívoro por excelencia, siendo aún larvas se alimentan de algas,  pequeñísimos crustáceos y   de larvas de otros peces,   ya como alevines se vuelven cazadores expertos que se alimentan de peces de poco tamaño  crustáceos,  cangrejos e insectos que deambulan  por donde se encuentran los miembros de esta especie.

Ya en edad  adulta su  dieta es esencialmente carnívora,  atacan y devoran a presas  que incluso tienen un tamaño mayor,  se alimentan generalmente de peces como el bagre, el Sábalo, las anguilas, aunque también se alimentan con menor frecuencia de cangrejos, ranas, lagartijas, aves   y hasta de pequeños mamíferos que caigan en sus fauces. Su alimento preferido es el sábalo, con quien suele coincidir en las migraciones, lo cual aprovecha para atacar los cardúmenes.

Hábitat, migraciones y reproducción del dorado argentino

El dorado argentino posee dos hábitats uno donde caza y se alimenta  y otro  donde se aparea  y reproduce, realizando constantes migraciones entre ambos, habita en lugares profundos de fondos pedregosos y fuertes corrientes que brindan gran cantidad de oxígeno al agua,  y le ofrecen un espacio excepcional para cazar sus presas, ya que las piedras  le sirven de escondite  para acechar  y atacar a sus víctimas. Sin embargo  cuenta con la capacidad de adaptarse a aguas más tranquilas.

Este pez ovíparo, realiza migraciones reproductivas  entre los meses de septiembre a diciembre pudiendo recorrer hasta 1500km, es importante señalar que la fecha de estas migraciones puede variar por las condiciones medioambientales del espacio acuático, en esta especie la fecundación es externa, es decir la hembra expulsa los óvulos y estos son fecundados generalmente por grupos de tres a cinco machos.

Las hembras de dorado argentino  desovan  una gran cantidad de huevos que son llevados por las corrientes a las orillas o a aguas más tranquilas, gracias a la flotabilidad que poseen al ser menos densos que el agua,  donde esperarán un periodo de entre 24 y 36  horas hasta que nazcan los alevines, quienes con un tamaño diminuto son capaces de sobrevivir alimentándose de su saco vitelino. Pequeñas algas e insectos forman la dieta de los pequeños que ganarán peso rápidamente alimentándose de todo aquello que les vaya entrando en la boca hasta llegar incluso a presas mayores que ellos en su edad adulta.

Imagen de un pavón o peackok bass  Puede interesarte nuestro artículo sobre el pavón.

 

 

 

 

Más información sobre la pesca del dorado a mosca aquí

Nuestro más sincero agradecimiento a Alex Ríos López, quien amablemente cedió las imágenes para este artículo.

Entradas relacionadas con Pescando especies

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *