El-Barbo.es

Río Baker

La Patagonia chilena es un lugar de aquellos de los que consideramos únicos, está llena de atractivos, entre ellos la pesca. En esta ocasión el destino nos mueve al sur de la región de Aysén y mas concretamente a orillas del famoso río Baker, un día en sus orillas nos deja grabado en la retina imágenes que estarán en nuestras mentes durante toda la vida.

En esta ocasión, nos levantamos bien pronto en la mañana para poder disfrutar en sus orillas tan solo observando el paisaje e imaginándonos lo que nos depara el día.

Solo con ver el paisaje ya nos podemos dar cuenta de cómo serán las habitantes de estas gélidas aguas, que sin duda, campan a sus anchas y sin que nadie las moleste.

Como siempre comenzamos la jornada a las 10 de la mañana, bien temprano porque nos gusta poder pescar con todas las modalidades, empezamos pescando a ninfa, desde la orilla, lances no muy largos y dejando a las ninfas derivar hasta que la corriente las saca del agua, normalmente en este punto es cuando las truchas atacan sin piedad. Muchos pensaran que pescar en ríos tan caudalosos desde orilla, no es efectivo, pero no es así, puesto que las truchas se posicionan en las orillas en busca de comida y si pescas embarcado también acabas pescando las orillas. Dicho lo cual, comenzamos a pescar lanzando nuestras ninfas al agua sin piedad y con la seguridad de que pescaremos alguna bonita trucha marrón. De repente en uno de nuestros lances únicos y en un lugar de aquellos donde estaba claro que saldría algo, nuestras ninfas se detienen, instintivamente nuestros brazos sin preguntar clavan y como si se tratara de una piedra, la caña se arquea y no somos capaces de mover lo que hay al otro lado de la línea. Décimas de segundo y comienza la pelea, que con solo la primera arrancada hasta el centro del rio, se pronostica, brutal. Aconsejo pescar el río Baker con mucho baking ya que corres el riesgo de que alguna trucha marrón te deje sin línea.

Pocos lances y ya podemos ver sus primeros resultados, una bonita trucha marrón.

Marrones en el río Baker

 

La mañana sigue pasando y sin darnos cuenta nos posicionamos al medio día, 13:00 horas y comienzan las eclosiones, decidimos cambiar y poner una caddis en nuestra caña, la verdad es que pescamos durante dos horas sin ver muchos resultados. Entonces nos sentamos en el río y observamos, estamos como 20 minutos sentados solo observando una corriente y un pozo que tenemos enfrente. El objetivo, avistar alguna marrón comiendo en superficie.

Como era de esperar ahí esta, en algún momento tenía que Salir, la vemos de tamaño increíble vadeando la superficie del pozo, pero solo vadeaba. Teniendo en cuenta que el río estaba lleno de comida, no comía. La lanzamos nuestra caddis con el interés de que se girase a comerla, pero no fue así, la trucha se sumergió y desapareció.

Nos volvemos a sentar con la esperanza de que volviese, sin duda la trucha era como para esperarla el tiempo que fuese necesario. Al rato, vuelve a asomar la que presumimos que podía ser la misma trucha.

Solo observaba y seguía sin comer, decidimos cambiar de técnica y poner una mosca a tractora, que en esta ocasión imitaba a un saltamontes. Un par de lances y la respuesta no se hizo esperar. La trucha se dirigió al saltamontes lentamente, y con el corazón en un puño, no veíamos el momento de clavar, en décimas de segundo, los nervios se apoderaron de nosotros y en este momento es cuando aun sigo viendo esa boca abierta comiéndose la imitación de nuestra línea. Sin más, clavo, la pelea fue brutal, la verdad es que no contamos el tiempo, pero en muchas ocasiones pensamos que ese pez nunca saldría del agua, al final de la pelea se dejó ver y después de la foto, al agua de nuevo.

Marrones en el río Baker II

Preciosa trucha marrón o trucha común pescada en el río Baker en la región de Aysén de la Patagonia chilena.

 

Con este día dejamos claro que la Patagonia chilena y su río Baker son sin duda y como decía, un lugar único.

Junto a este relato también quiero expresar mi más sinceras alegrías por poder compartir mis experiencias en este blog, con muchas personas que como yo, tenemos algo muy especial en común, como es nuestra pasión por la pesca.

Sin más, un fuerte abrazo a todos¡¡

Mario Tomás Pérez Colina.

[box type=”shadow”]
[quote type=”center”] Artículos recomendados sobre Patagonia:

[/quote]
[/box]

Entradas relacionadas con Grandes peces, Patagonia, Relatos

6 respuestas a “Río Baker, marrones de la Patagonia chilena”

  1. Muchas gracias por el enlace, me alegro de que pudieran disfrutar de la pesca en el maravilloso río Baker. Saludos desde la Patagonia!

  2. Andres Lopez dice:

    Enhorabuena por el artículo. Espero poder disfrutar algún día de ese río y de esas truchas tan espectaculares. Un saludo desde España.

  3. mario dice:

    Estimados,
    Muchas gracias por sus comentarios, me alegro que les haya gustado, seguiremos relatando historias de pesca en la Patagonia Chilena, que es uno de los lugares únicos en el mundo.
    Saludos desde la Patagonia¡¡

  4. Jose Juan dice:

    Excelente relato Mario,
    Ya estamos deseando volver por allí.
    Un abrazo desde Burgos

  5. Vicente dice:

    Que bonito relato, me recordó los años que estuve por allí, es un río fantástico pero a la vez muy puñetero, son truchas que pueden llegar a ser mega selectivas, además que las truchas marrones allí están en menor número que las arco iris (que son la mayoría) las marrones son residentes del Lago Bertrand,que bajan al río , las hay enormes aunque en menor número y son difíciles de engañar. Por lo que veo en el nivel del agua es principio de temporada por el bajo caudal pues se ve la orilla por la que circula la carretera austral, porque la otra sin embarcación no es pescable. Un saludo y felicitaciones por el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *