El-Barbo.es

Barbo del rio Tajo de Toledo

Para celebrar mi cumpleaños, decidimos pasar el día en Toledo, una buena cena en alguno de los muchos buenos lugares para comer que hay en esa bonita ciudad y una buena sesión de barbos al día siguiente en aguas del rio Tajo.

La verdad es que la zona del río que elegimos era de orillas complicadas, muy difícil acceso y bastante profundidad, tuvimos que dar bastantes vueltas hasta encontrar una zona donde la pesca a mosca de los barbos se tornara medianamente posible. Al final dimos con una zona bastante buena donde abundaban los ciprínidos y donde pudimos observarlos en sus ajetreos nupciales.

Tras dar una vuelta por la zona y comprobar que barbos había para dar y tomar, nos apresuramos a montar el equipo. Los peces estaban asustadizos a más no poder y me costó bastante echar el guante al primero que os dejo en el vídeo. Rato después y tras intentar sin fortuna grapar un par de morlacos gordos clavé una carpa que chupeteaba en la porquería de la superficie metiendo literalmente la mosca en su boca. Fue bastante divertido intentar atinar en el lugar adecuado durante algunos minutos. Al final la carpa succionó la ninfa y pude sacarla.

La cosa prometía, la cantidad de barbos hacía presagiar un día fabuloso, lamentablemente para nosotros, tras la hora de la comida el cielo se cubrió de nubes densas y acabó cayendo literalmente sobre nosotros. Punto y final a una jornada corta, pero emocionante y con un par de capturas que supieron a gloria.

 

Entradas relacionadas con Relatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *