El-Barbo.es

La Carpa, cyprinus carpio

El Cyprinus carpio o Carpa Común pertenece a la familia de los ciprínidos, es un pez de agua dulce de origen asiático y se puede encontrar en todos los continentes a excepción de la Antártida, esta emparentada con La Carpa Dorada pudiendo reproducirse entre ambas especies generando desdientes híbridos. Forma parte de las 100 especies invasoras que ocasionan más daños a los ecosistemas en el mundo. En Europa se encuentran en gran número y su pesca es muy popular a tal punto de que se fabrican cebos especializados para su captura.

El cuerpo de la Carpa es robusto, consistente, poco comprimido, presenta una ligera curva en el vientre y el dorso se presenta un poco arqueado, posee labios abultados y un par de barbas ubicadas a la altura de la boca, lóbulos redondeados y aleta caudal hendida. El color es variable dependiendo en que parte se encuentra y generalmente se presentan un color parduzco verdoso en el dorso y amarillezco en el vientre con tonalidades rojizas en las aletas. Pueden llegar a medir entre 60 – 90 cm en estado adulto y alcanzar un peso medio  de 9 Kg aunque se han documentado capturas superiores a los 30 Kg. El ciclo de vida de la Carpa es bastante largo ya que algunos ejemplares han llegado a vivir más de 65 años.

La alimentación de La Carpa se compone de organismos y vegetación ubicada en el fondo de los ríos, estanques o lagos donde habita, por ser un animal de fondo, come casi exclusivamente pegada al suelo, aunque a veces se alimenta en la superficie o a medias aguas, pero con muy poca frecuencia. Son consideradas omnívoras tienen preferencia por el consumo animal como los insectos, larvas, moluscos y gusanos. Pero de no encontrar suficiente alimento de origen animal pueden consumir hojas, tallos, semillas y plantas acuáticas.

Carpas a mosca

Con respecto a la reproducción, la Carpa Común madura sexualmente a  partir de los 3 años de vida. Se reproduce en primavera y la temperatura ideal para la reproducción es de 20 a 30 grados centígrados pudiendo variar ligeramente. Si las condiciones se presentan el desove se da naturalmente, en algunos casos el macho podría estimular a la hembra persiguiendo y golpeándola para estimular el desove en caso de ser necesario.

Una vez la hembra deposita los huevos el macho procede a rociarlos con su esperma. Existen estimaciones de que las hembras pueden poner 1000000 de huevos pero la media ronda los 300000. Cuando eclosionan los huevos, las pequeñas Carpas miden entre 6 y 8 milímetros y su principal fuente de alimentos para ese periodo son las plantas acuáticas.

La Carpa Común vive en las corrientes bajas de los ríos y estanques, su radio de visión es reducida y se limita a unos 40 – 50 cms de diámetro, debido a que su hábitat tiende a ser fangoso y con mucha vegetación y sedimentos. Esto debe ser tomado en cuenta al momento de su captura ya que le será difícil detectar algún cebo fuera de este rango, al menos que sea irresistible para dejarlo pasar por alto, ya que las Carpas poseen un olfato muy desarrollado. Por ser un pez que frecuenta el fondo se recomienda que la captura se realice en este lugar e incluir cebos que dispersen los olores más rápidamente para despertar el interés de pez, sin descartar la posibilidad de planificar capturas en la superficie y en la parte media del cuerpo de agua pero en menor proporción.

Gran carpa capturada a mosca

Grandes carpas

Este pez posee una excelente audición que unida con su olfato le provee de las herramientas necesarias para poder percibir y atacar una posible presa. La modalidad que más comúnmente se utiliza para pescar La Carpa durante el invierno es la pesca a fondo sin flotador, el resto del año se deben usar otras técnicas ya que la Carpa sube un poco al cuerpo medio del agua y generalmente se implementa la pesca con cebo flotante. Las técnicas utilizadas para pescar la carpa son la inglesa, a fondo, al coup, a mosca y el carpfishing.

La Carpa en España fue introducida por los romanos y al pasar de los años su hábitat se fue extendiendo por toda la península. Se tiene información de repoblaciones no oficiales en los años 1920 – 1930 con algunas modificaciones genéticas. Desde 1963 se han realizado repoblaciones oficiales masivas en distintos lagos y estanques de España. Su presencia amenaza fuertemente el ecosistema a tal punto que puede hacer que otras especies de peces desaparezcan del lugar, no por su depredación sino por su capacidad para destruir el hábitat en el cual se encuentra. Entre las variedades de Carpa presentes en España destacan las Carpas royales o de espejo, Full scaled o carpa “pastel”, Carpa de cuero, Carpa lineal

Carpa

La manipulación genética en animales siempre se ha realizado con el fin de obtener mejoras en distintos aspectos del animal al cual se le realiza, en el caso de la Carpa se practicó para lograr un espécimen más robusto y carnoso con el propósito de ser criada para la comercialización. En términos de pureza la única especie que se puede considerar 100% pura es la Carpa Común o Salvaje, que de todas las variedades es la que mejor se adapta a cualquier ecosistema a la que se introduzca.

A pesar de que la manipulación genética de las carpas trajo algunos beneficios, también trajo consecuencias a ciertos especímenes como son la ausencia de aleta dorsal o duplicidad en la aleta caudal, deformaciones en la columna vertebral, escamas de gran tamaño. Estas malformaciones genéticas han puesto en entredicho el beneficio de haber manipulado genéticamente a la Carpa a tal punto de ser considerada una especie de alto impacto en la integridad de los ecosistemas a los cuales se han introducido.

Fotos donadas por César Tardío -> http://amoscaporextremadura.blogspot.com.es/
Gracias a NaturaTV por su vídeo de Carpas a Mosca

Entradas relacionadas con Pescando especies

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *