El-Barbo.es

Posturas de las carpas en superficie

Algunas posturas de las carpas en superficie

Para mi particularmente, como más me gusta encontrar a las carpas es chupando en superficie y produciendo el característico “chup chup” al sorber. No siempre oiremos el chupeteo y las encontraremos en diferentes situaciones que debemos aprender a reconocer:

Nadando lentamente por la superficie sacando los morros, mientras engullen pequeños dípteros (aunque se tragan casi todo lo que pillan). Esta situación la tendremos pescando “al sereno”, al orto y al ocaso, cuando aun la luz apenas nos permite distinguirlas. Acertar con la combinación ganadora será cuestión de elegir una mosca adecuada, parecida a la real, de un tamaño que podamos distinguir medianamente bien y de la pericia que tengamos a la hora de colocar la mosca a pocos centímetros de su boca sin que la carpa se percate.

A lo largo de una jornada de pesca carpera a veces nos sucederá que escuchamos de lejos el chupetear de las carpas, haciendo gala de nuestras dotes de pescadores a mosca (o más bien recechadores con mosca) nos acercaremos a los chupeteos con cautela y sigilo pero al llegar al punto de encuentro… Donde está la carpa? Aquí tendremos que buscarla bajo la espuma, la porquería acumulada en rincones, recodos, reculas, obstáculos, presas o incluso en la orilla, la carpa estará justo debajo chupeteando restos orgánicos o bichos atrapados en el amasijo de ramitas y hojas. Entonces… ¿Como las pescamos en superficie? No lo intentes arriba, La mejor solución es darle un buen bocado, un suculenta Wolly Bugger tonos oscuros u olivas será perfecta, su peso hará que penetre en la espuma y caiga justo delante de la carpa, que la tomará sin remilgos (siempre y cuando la presentación sea correcta, nunca lances una mosca grande encima de su cabeza). Otra opción es lanzar ninfas justo donde termina la espuma, dejar que caiga y con paciencia recoger a lo largo del borde de la balsa de restos acumulados. A veces podremos acercarnos lo suficiente como para meter directamente la ninfa en su boca cuando la descubramos chupeteando.

Si probamos a echar pan en el agua quizás tengamos la oportunidad de ver salir a estas glotonas. En algunos lugares donde están acostumbradas a este tipo de alimento y más en concreto donde la gente se lo ofrezca de forma habitual (por ejemplo al dar de comer a los patos) podremos ver auténticas avalanchas de carpas apelotonándose para comérselo antes que sus vecinos con pico, estas situaciones son bastante frecuentes en parques y carpódromos y será suficiente con echar nuestra imitación de miga de pan en medio de la confusión (hay que tener cuidado con los patos, que tomarán nuestra mosca sin dudarlo). Si por el contrario observamos que salen como un relámpago de una en una a morder el pan la cosa cambia y necesitaremos una buena imitación y algo de paciencia, en este caso es muy importante no mover la mosca del agua, también funciona bien una imitación de pan que se hunda lentamente, ya que permite a las carpas tomar la imitación sin asomarse fuera del agua (a veces las carpas están habituadas a ser pescadas mientras comen pan y pueden mostrarse recelosas).

No obstante, por regla general una carpa nos tomará casi cualquier imitación en superficie siempre que esté “subiendo” de forma continua, pero al contrario que un barbo, no saldrá desde metro y medio de profundidad, eso si, debes hacer una posada lo más suave posible. Las mejores moscas de superficie, sin duda, los bichos de foam y las hormigas de ala en tamaños pequeños.

Ver artículo completo sobre las Carpas a mosca

Entradas relacionadas con Escuela de pesca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *