El-Barbo.es

Barbo del Aragón Subordán

En la anterior entrada os contaba lo que me sucedió con una trucha de kilo y medio que agarré casi de chiripa con un escarabajo de foam, y justo ahí comienza este relato.

Como la trucha había dado poca pelea a pesar de su tamaño los barbos estaban tranquilos y seguían nadando bajo el árbol de la poza sin percatarse de mi presencia. El pulso aún me temblaba de los minutos anteriores y como pude fuí avanzando hasta quedarme a unos 10 o 12 metros. Lancé con energía justo a centímetros del árbol, buscaba ese “pop” que tanto les atrae a los barbos y según cae la mosca sale una boca redonda y blanca y se traga mi escarabajo.

El barbo arrancó corriente abajo con una fuerza descomunal que dejo a línea #3 tiritando como un trapito y se descolgó al pozo de abajo mientras luchaba por no romperme los tobillos corriendo rio abajo tras el. Una vez capturado, foto y al lío, que aun había más barbos, así que subí de nuevo al arbol y a los pocos lances saqué el segundo torpedo pirenaico.

Barbo del Aragón Subordán

Dos fantásticos barbos, pescados como siempre y capturados donde nunca iría expresamente a buscarlos. Dos recuerdos, tres contando a Dña. Cegata que inmortalizo hoy en este blog. Espero que os haya gustado, mañana más!

Entradas relacionadas con Foto Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *