El-Barbo.es

Streamer de lucio

– Bien! – Dije. – 3 días de pesca!. La noche anterior la pase montando streamers, poppers y otros bichos gigantes. La idea de pescar un gran lucio a mosca invadía mi mente mientras planeaba cada lance, cada recula, cada cazadero.

Día 1

El embalse presentaba un aspecto lamentable, el nivel había bajado tanto que durante la caminata comentamos que daba gusto salir del coche y estar en el agua. Nada mas llegar, Luis provocó a un luciete que se apostaba en el centro de la irrisoria recula pero que tras cuatro apretones se escapa en la orilla haciéndonos creer que el día se presentaba bueno . Yo en cambio solo tuve una picada hacia el medio día, pero se quedo en eso, una picada.

Estuvimos pescando cada recula, cada codo, cada punta, rastreando el fondo en busca de ese lucio en el que habíamos estado soñando la noche anterior, repitiendo en nuestro interior como buenos creyentes. – “Hay que pescar con fe”. – Durante el resto del día no paso nada, y cuando digo no paso nada es “no paso nada”. Ni picadas, ni saltos, ni verlos, ni nada. Esta vez el agonizante embalse no cedió ninguno de sus tesoros.

Día 2

El tiempo se preveía bueno, muy cubierto y negro, pero como el día anterior, acabo abriendo y resultando un fantástico día de picnic. Omitiré mi maldición y comentaré, puesto que resulta mucho mas educado, los numerosos y agradables comentarios de las personas que se iban acercando al embalse diciendo: “pues parecía que no eh, pero acabó abriendo. Ves, si ya te lo decía yo”. Ironías a parte, las jornadas no fueron muy lucieras.

El día transcurrió sin actividad hasta las 3 y pico de la tarde, momento en el que, con don Lorenzo pegando en lo alto, tuve la primera y única picada. Casual pero magistral, es decir, pico en el momento en que menos esperaríamos que lo hiciese, pero no lo habría hecho de no haber estado pescando con cabeza y sin cesar durante todo el día.

Día 3

Cuando uno toma en su mano la caña, mira el cielo y se ve claro, muy iluminado y, piensa en los dos bolos que se ha comido las dos jornadas anteriores, cuando la euforia y la ilusión hace tiempo que marcharon, y las piernas y las manos murmullan en silencio, cuando la fe se tambalea, justo en ese momento te miras en el reflejo del agua, y rodilla en tierra y dices aquello de… “Hoy no podrán conmigo”. Tras la breve pausa, tu, ya mas relajado te levantas y emprendes el camino de la gloria. Ni todo el Báltico será suficiente para pararte, te sientes invencible, “Hoy voy a pescar un gran lucio”.

Y así empiezas de nuevo a dar palos, y palos, y mas palos al agua… Empiezas de nuevo a pescar cada hueco, cada piedra, cada rama… Cada posible cazadero, cada poza, cada cortado… Y empiezas a darte cuenta de que hoy, para variar un poco, no vas a tener ni picada.

Entradas relacionadas con Relatos

8 respuestas a “3 dias, 0 lucios, Madrid”

  1. Jose dice:

    Yo espero intentarlo en breve, con un poco más de suerte.
    La pesca es así. Una vez nos colma de gloria y otra nos da la espalda.
    A seguir intentándolo.

    Saludos

    • El Barbo dice:

      Hola Jose.

      Pues te deseo toda la suerte del mundo, yo acabo de llegar de Orellana. Me he tirado todo el fin de semana dando palos al agua y el resultado ha vuelto a ser “cero patatero”.

      En fin, la pesca es así y precisamente por eso engancha tanto.

      Un saludo.

      Nt: No te olvides comentarnos como te fué.

  2. oscar dice:

    Hola Raul.
    Los lucios son asi. Yo hace años que no salgo a ellos.Solia ir al Esla en Zamora o al Tera pero, pese a lo que digan, cada vez hay menos, estan en recesion. Ademas me gusta mas el barbo o las arcoiris. la ultima salida la hemos hecho a la Almendra. No estubo mal, pese aque los barbos no dieran la cara las carpas no lo arreglaron con un buen numero de capturas. por cierto ¿alguien sabe en que estado se encuentran los intensivos de Guadalajara? y ¿merece la pena pescar en Manzanares o Santa Maria de la alameda?. para los barbos creo que tendriamos que dirigirnos al sur.En estas latitudes el frio les deja inactivos.

  3. El Barbo dice:

    Hola Oscar.

    Pues si, así están las cosas con los lucios, poco más podemos hacer.

    Respecto a lo que preguntas… En Guadalajara y Cuenca se han repoblado algunos intensivos con trucha común, igual que ha sucedido en Santa María de la Alameda y Manzanares el Real. Todo esto viene a raíz de la nueva ley de especies alóctonas.

    Un saludo!

  4. […] Ver artículo completo en http://el-barbo.es/2012/11/10/3-dias-0-lucios-madrid […]

  5. Leo Kutú dice:

    Hno. de los anzuelos, Raúl:
    Dar los pasos del Pescador implica también esto que narras,…nada de nada,…de Peces,…pero los Pescadores somos así, insistentes con nuestra práctica, sabiendo que otros “gustos y sabores” también complementan nuestros aventureros derroteros. ¡¡Qué lindo es salir a intentar pescar!!, si los logros son también Peces, mejor.
    Por muchas salidas más, y que vengan con Peces, que para eso somos Pescadores, ja.
    Un abrazo guaraní, y…
    Un afectuoso sapukái.-

    • El Barbo dice:

      Leo! Como estás pescador de dorados??

      Y efectivamente así es, hay que salir a pescar, hay que salir al campo, a andar, a ver, a respirar… La pesca es una actividad llena de las más variopintas satisfacciones, y ya no solo el echo de capturar un pez o hacerlo con tus moscas. Aprender a disfrutar cada momento, cada rincón y cada situación es la mayor recompensa, apreciar cada una de las cosas que rodean a la pesca es en si mismo disfrutar de la vida.

      Recibe un afectuoso sapukái, mi querido amigo guaraní.

  6. […] Me vienen a la cabeza unas palabras que escribí hace ya algún tiempo: (ver aquel artículo) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *