El-Barbo.es

En Río Ibañez, muy cerca de Cerro Castillo y tras varias horas de caminos de tierra se encuentra el Lago Alto, un lago natural de esos que tanto escasean en nuestra tierra, de aguas puras y cristalinas y truchas de ensueño, uno de esos lugares con los que todo pescador sueña encontrarse alguna vez lanzando sus moscas y donde, gracias a todos vosotros, nos encontrabamos mi caña, mis moscas y yo.

Nada más llegar a la orilla comencé a montar los aparejos, caña bien alineada, carrete correctamente cargado, metemos la línea, colocamos el bajo haciendo los nudos perfectos… Y de repente una truchita que se acerca tontorrona hacia donde me encuentro.

– Aaaaaaaaaah! – Ya empiezan los nervios, terminas malamente de montar el aparejo, necesitas tres intentos para anudar correctamente la mosca y como si te fuera la vida en ello te tiras al suelo con la esperanza de que no te haya visto. En fin, estas cosas siempre pasan cuando uno está por primera vez en un sitio como este… Digo yo… ¿No?

No obstante, la trucha hizo caso omiso de mi mosca, como si a su lado no hubiera caído nada, quiero creer que realmente si me había visto y que su curiosidad la hizo avanzar para ver que era aquello que se aparecía ante ella como un extra-acuatico ser, usease un servidor.

Ya más calmado comienzo a avanzar por la orilla buscando una zona soleada, curiosamente las truchas van saliendo a mis pies, muy orilladas como si de barbos se tratasen, pero la sombra que proyecta la colina me impide advertirlas con anterioridad. Son truchas de tamaño medio, entre los 300 y 500 gr, quizá algo más, pero no son lo que busco.

Por fin llego al sol y en un cortado de unos 3 metros de altura la veo, negra de lomo con una boca enorme y blanca, parada a pocos centimetros de la pared de piedra sobre una zona de gran profundidad, debe pesar entre 3 y 4 kg y está ahí para mi… Si es que consigo engañarla. Calculo la situación, un fuerte aire desde la derecha, arboles a menos de 2 metros detras de mi y la trucha a 3 metros por debajo de mis pies… – Mierda… – No se me ocurre otra palabra…

La primera opción es colocar una ninfa y dejarla caer por delante suyo… La cosa hubiera sido bastante fácil de no ser por el vendabal que azotaba mi hombro derecho, y que efectivamente hizo que la mosca cayera demasiado cerca de ella y finalmente la espantara. Vaya fiasco! Cabe decir que a la vuelta me volví a asomar y ahí estaba, pero con la mosca detrás de la oreja, y no hubo manera de hacerla subir a una mosquita más sutil que intenté colocarle en un segundo intento.

No obstante, el día no había acabado y aun me quedarían dos oportunidades claras que por suerte acabarían ambas en éxito. La primera de ellas la preciosa trucha marrón (y nunca mejor dicho) de la imágen que capturé con una ninfa de grandes dimensiones y patitas de goma. Se había acercado acompañada de otra fario de igual tamaño y no dudo en picar decididamente en cuanto tocó agua el moscón con patas. Un precioso ejemplar de trucha común que sin embargo no ofreció una gran pelea y que a bandazos y con un tímido salto se dejo arrastrar hasta mis manos.

Una decepcionante captura que pese al tamaño no me supo a trucha patagonica y me recordó más a las insípidas y tontas truchas de intensivo. Pero luego estuvo la otra oportunidad, otra común de preciosa librea, mucho más pequeñita que la anterior, pero que se avalanzó sobre mi estimulator como un misil y que ofreció una más que potente pelea en comparación con su tamaño.

Fueron dos horas de pesca que con estas tres protagonistas se pasaron volando y cuando me quise dar cuenta, el sonido del cláxon me alertaba de que debía volver para tomar el regreso a casa. Un breve pero
intenso primer contacto con los lagos de la Patagonia Chilena.

Entradas relacionadas con Patagonia, Relatos

12 respuestas a “Truchas en Lago Alto, Cerro Castillo”

  1. esverti dice:

    La verdad siempre esperando las hazañas por esas tierras, impresionante la verdad que con mucha envidia sana. Me alegro de verdad, que salgan esas preciosas truchas, tiene que ser emocionante, espero que sigas disfrutando de esta maravillosa aventura, nosotros seguiremos esperando los nuevos relatos, un abrazo y a disfrutar.
    Jesús Campos

  2. El Barbo dice:

    Jesús, muchísimas gracias.

    La verdad es que esta Patagonia chilena es un lugar especial, mágico, lleno de rincones, rios y lagos preciosos, y en ellos se esconden auténticas aventuras. Espero poder contar muchas más y que las disfrutes tanto como esta.

    Recibe un muy afectuoso saludo.

  3. CarlosdelRey dice:

    Veo que «el jefe» te ha pegado lo del pañuelo, ajjaja.
    Disfruta de esa maravilla que es la Patagonia, si tienes la oportunidad pesca el Nirehuau, mas de 50 truchas en una mañana no son raras.
    Un saludo.

    • El Barbo dice:

      Carlos, compañero, que alegría leerte.

      Finalmente nos quedamos sin poder compartir una jornada de barbos, pero vonfío en que podamos coordinarnos a mi regreso.

      Si, la verdad es que cuando me explicó las aplicaciones y funciones del pañuelo, no dudé en colocarmelo al cuello.

      Recibe un fuerte abrazo!

  4. Leo kutú dice:

    Hno. de los anzuelos, Raúl:
    ¡Qué lindo que te sigues divirtiendo mucho en esas Tierras tan bellas.
    Por mucho más.
    Un abrazo y,…
    Un afectuoso sapukay.-
    p/d: Ya sabes dónde estoy, ja. Otro abrazo.-

  5. Jose dice:

    Ahora sí que nos vas a malacostumbrar. Ya estoy mirando esas impresionantes truchas de bella librea. Suerte en todas las jornadas que pases por esa tierra. Desde aquí nos conformaremos con piezas más modestas, pero con la certeza de que si las cosas se van haciendo bien, algún día dejaremos de emigrar en busca de grandes peces.
    Saludos

    • El Barbo dice:

      Hola Jose, muchisimas gracias!

      Espero que todos te oigan y efectivamente podamos disfrutar en España como hasta hace no muchos años pudieron disfrutar nuestros padres y abuelos, pues España en su día no tuvo nada que envidiar a la Patagonia y en nuestras manos está conseguir recuperar aquella riqueza.

      Un abrazo y suerte por el norte!

  6. hola a todos; quiero dar aviso que se vende campo en este sector magico de la patagonia chilena los mejores dias de mi vida los he pasado en este paraiso y puedo dar fe que es fasinante y un exelente lugar de pesca y avenura.
    si algien conoce y se interesa en comprar no dude en comunicarce conmigo al E-mail nino_1582@hotmail.com
    celular

    • El Barbo dice:

      Hola Nino, una zona fantástica sin duda.

      Te agradezco que postearas tu oferta en el artículo, que aunque quizá no sea el lugar más adecuado para colocarla, me ha servido para recapacitar al respecto.

      Espero poder brindaros la oportunidad de tener un tablón de anuncios muy pronto.

      Un saludo!

  7. Jaime dice:

    Raúl, ya estás tardando en comprar la finca y montarte un negocio para que vayamos los amigos a verte jajajajajajaj.

    Venga que las truchas y los barbos ya se mueven por nuestras latitudes

    • El Barbo dice:

      Ya voy, ya voy! El 24 de mayo estoy de nuevo en Spain a darle caña a los barbos y carpas, que ya tengo mono. Las truchas… pfff creo que pasaré de ellas un tiempo jajaja, iré por salmones a Asturias si cabe la posibilidad.

Responder a Jose Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *