El-Barbo.es

Barbo a mosca en Valdecañas

De nuevo en nuestro querido embalse de Valdecañas, una jornada en la que barbos y carpas a mosca serían las presas de nuestras imitaciones de hormiga de ala, poniendo a prueba nuestros carretes con auténticas locomotoras de buen tamaño.

La mañana empezaba fría, era plena noche pero los peces saltaban produciendo un conjunto de maravillosos y dulces chapoteos que inundaban nuestros oídos. En el ambiente podía respirarse el triunfo venidero.

Empezamos a andar, el sol aun no ha salido y escondidos entre piedras y troncos nos forzamos por intentar ver en entre las sombras y dislumbrar la figura de nuestra presa, el barbo. Al torcer la primera punta del embalse observo dos manchas negras a poco más de un metro de la orilla. La primera reacción fue pasar de ellas por que no se movían, pero de repente algo se me pasa por la mente y me hace dar la vuelta.

– “Una leche no se mueven!” – Ya cuando me giro y me quedo mirando resulta que son dos hermosas carpas, y no solo eso, alrededor de ellas los barbos permanecían quietos como troncos a media agua o nadando muy lentamente.

Me coloco detrás de una piedra, saco la línea y preparo el lance. Llevaba una imitación de tricoptero beige en pelo de ciervo y un bajo largo de casi 4 metros con la intención de no hacer demasiado jaleo y provocar la estampida general. El lance sale perfecto y posa junto al barbo que, como si la cosa no fuera con el, se mueve casi sin apreciarse hasta alejarse de la mosca.

Avanzo un paso más, estoy fuera del escondite y el barbo me verá si hago un movimiento en falso, las carpas a todo esto siguen ahí sin moverse, preparo de nuevo el lance, disparo y de nuevo cae la mosca junto a otro barbo un metro más adelante. La reacción del barbo no se hace esperar y la toma muy seguro de si mismo, aunque despacito despacito… Tan despacito que si no llego a templar los nervios, se la hubiera sacado de la boca.

Pelea de un barbo a mosca en Valdecañas

Un arreón, como el que hacía ya unos meses no sentía. La fuerza con la que estos barbos tiran hacia el mismo centro del embalse y la furia con que cabecean para intentar arrancarse el anzuelo es impresionante, la manera tan terriblemente dolorosa para ellos que tienen de rozarse en las piedras para quita400″ height=”300rse el anzuelo, hace ver las ganas de vivir y de no rendirse que tienen estos peces. Un oponente, mucho más que digno.

La jo400″ height=”300rnada empezaba bien, pero no podía imaginarme lo bien que lo íbamos a pasar entre barbos y carpas y un día entero con el agua llena de hormigas de ala. Estas empezaron a salir sobre las 13:00 horas, cuando empezó a calentar el día y pronto el agua se convertiría en un auténtico hervidero.

Barbos y carpas, amontonados en unas orillas llenas de verdín, una especie de puré de espinacas que hacía imposible posar la mosca y hacer que la vieran los peces al mismo tiempo. De todas formas… ¿Porqué no acercarse a la orilla e intentar meter directamente la mosca en el hocico más grande que asome?

Carpa a mosca en ValdecañasMientras esperaba aquel “gran hocico” los barbos saltaban y se cebaban a las hormigas después de la línea del verdín y producían un espectáculo maravilloso. A lo lejos se oía al Toñín “Otro! Otro!”, “Joer que pepino!”, y es que da gusto pescar en un embalse como es Valdecañas en un día como aquel, lleno de hormigas.

A todo esto, sale al fin el bocón que esperaba entre el puré de espinacas y después de intentar “atinar” dentro, consigo meter literalmente la mosca en la boca… Si si, bueno es trampa pero… No pude resistirme y finalmente, después de una buenísima lucha, toco tierra una fantástica carpa de unos 3 kg que, sin ser gigantesca me supo a trofeo.

Un buen rato más tarde y después de sacar unos pocos barbos, llego a una playada enorme donde veo a los peces sumidos en su trajín de engullir hormigas, se mueven rápido, buscando ávidamente sus insectos favoritos y no dudan en salir como un relámpago cuando ven caer la hormiga de foam.

Barbo grande de ValdecañasAsí pues se acerca nuestro siguiente protagonista, cebándose regularmente en la superficie con una boca mucho más grande que la de la carpa anterior, mientras avanza a gran velocidad hacia mi. Tengo el tiempo justo para sacar la línea, preparar el lance y disparar, tanto así que cuando fui a posar la mosca cayó unos centímetros por detrás del pez errando el tiro, pero… El tío coge y se gira repentinamente, la busca y rápidamente la engulle en un estrepitoso “Gluuup” que suena a “pez grande”.

El resto de la historia… os la podéis imaginar, 15 metros de backing me vinieron al pelo para no perder la pieza, que se enredó en más de una ocasión y que dejó el anzuelo casi para tirarlo. Tras la pelea, gravé el pequeño vídeo y al agua como siempre. Llama la atención lo delgado del barbo para la época en la que estamos, con casi 60 cm de largo y probablemente poco más del kilo y medio, cuando perfectamente podría pesar más de 3.

Al final sacamos treinta y tantos barbos, todos por encima del kilo, kilo y pico y con alguna sorpresa como las que os he contado y alguno de 2kg que consiguió echar a tierra el señor Toñín. Un día fantástico que recordaré siempre como “La despedida del Valdecañas“.

Album de fotos Ir al álbum de Barbos y hormigas en Valdecañas

Entradas relacionadas con Grandes peces, Lugares de pesca, Pescando especies, Relatos

15 respuestas a “Barbos y hormigas en Valdecañas”

  1. Jaime dice:

    Pero vamos a ver, como coño se puede tener tanta suerte …. ajajajaaj,

    Llevo acercándome al valdecañas todas las semanas en el último mes y no he conseguido pillar las hormigas y tú, te escapas un día y las coges en plena acción.

    Enhorabuena por esos barbetes, te falta decirme el lugar exacto donde los cogistes que tiene buena pinta esa recula con árboles hundidos.

    Yo, por mi parte, me he afiliado al 4 y esas son las capturas que llevo haciendo en las 5 últimas jornadas en valdecañas, eso sí, ninguna ha pasado de las 2 horas.

    Un saludo señor y buena pesca

    • El Barbo dice:

      No es la suerte, es el saber hacer de un hombre dedicado a la pesca jajaja. El estudio del tiempo todos los días, la trayectoria de la estación y los chivatazos de la naturaleza.

      Hay que vivir la pesca!!

      Thank u man!

  2. Microptero dice:

    Bufff y yo sin apenas tiempo para ir a pescar, menos mal que de vez en cuando puedo ver buenos relatos con fotos como los que pones…

    A ver si este jueves me puedo acercar al San Juan o a Riosequillo a ver cómo están de animados los barbetes. Si vas a estar por ahí avisa si quieres, que tenemos una salida pendiente desde hace ya jeje

    Un saludo!

  3. El Barbo dice:

    Hola Microptero, el San Juan está sin peces, dos amiguetes han ido esta ultima semana dos veces y no han visto más que 2 ó 3 peces… No se que ocurre, pero actividad nula.

    El riosequillo por lo visto no se si es que no hay permisos o que está en veda, Toñín fue el otro día y no pudo pescar. A ver si el puede contarte algo más.

    Vaya noticias te traigo eh… vaya tela, pero bueno, así al menos sabes lo que hay y puedes ir a otro sitio.

    Yo el miércoles estaré en La Jarosa preparando un nuevo reportaje, por si te quieres pasar y saludar a la camara.

    Para los barbos en Madrid ya poco queda, un par de semanas o tres a lo sumo, en Valdecañas aguantarán no más de un mes.

    Ya no nos queda nada de temporada, lucio, intensivos y poco más.

    Un saludo, y gracias!

  4. Microptero dice:

    Uff pues menos mal que me lo has dicho. Yo fuí a Riosequillo hará 3 semanas y saqué bastantes, entraban muy francos a tricos de pelo de ciervo y seguían rechazando el foam como a lo largo del verano, es una pena lo de los permisos. Y San Juan valla añito que me ha dado, la de rechaces que me he comido con los consiguientes bolos… y ahora encima ni se ven… no doy para más, lo dejo hasta el año que viene jeje

    Mañana tengo clase en la uni hasta las 5 de la tarde, me pilla imposible subir antes de que anochezca, me hubiese gustado mucho pasarme y saludaros. ¿Vais a hacer el reportaje de truchas o de lucios?

    Por cierto, los lucios están animados últimamente ahí, eso si, los pequeños, pero algo es algo.

    Un saludo!

  5. Microptero dice:

    Por cierto, ¿tus amigos a qué zona del San Juan fuero? Lo digo porque Puente Nuevo y la entrada del Cofio suelen ser sitios mas frios que Virgen de la Nueva o la presa, que me estoy rallando de donde ir el jueves porque quiero sacar los últimos barbetes de la temporada jejejej

    Ah, lo de Riosequillo puede ser que pase como en la Pinilla, que por ser zona truchera a partir del 15 de Octubre cierren por veda…

    Salud!

  6. Leo Kutú dice:

    Hno. de los anzuelos, Raúl:
    Buena cosecha de barbos. ¡Felicitaciones a ambos!.
    Da gusto pescar así.
    Un abrazo y,…
    Un afectuoso sapukay.-
    p/d: Te espero por casa (Blog).-

  7. Jaime dice:

    Microptero, yo soy uno de los que fui y fuimos cerca de la desembocadura del cofio, los barbos, vi dos o tres a lo lejos pero en cuanto te acercabas a menos de 25 metros volaban.

    Lo único entretenido del día fue los basses de pequeño tamaño que se comían todo lo que cayera al agua.

    Un saludo.

  8. Perrorecords dice:

    Joder vaya máquinas estais hechos!
    En Valdecañas ehh, como os gusta mi tierra jeje.
    Pues menudos Barbos hay en el río Tiétar, daros una vuelta por allí!!

  9. Microptero dice:

    Ok, muchas gracias Jaime.

  10. Barbo, ya me dirás porque zona vas, yo siempre que he ido no me han picado ni los msquitos…

  11. Hola Raul, te comento esto por que mis padres tienen una casa en Madrigall de la Vera, muy cerquita de Valdecañas. La verdad es que he ido dos o tres veces, y no he es que no haya pescado, es que no he visto nada de actividad. Este verano me daré una vueltecita a ver que tal.
    Un saludo, y buena pesca.

    • El Barbo dice:

      Hola Tigre.

      Nosotros solemos ir a Valdecañas a principio de primavera, en esos días malos de agua y viento donde aun hace frío. En esas condiciones y afinando un poco los sentidos tendrás la oportunidad de capturar grandes barbos. Los hemos visto orillados de más de 5 ó 6 kg… otra cosa es graparlos.

      Luego en verano la cosa baja y preferimos dedicarnos la pesca en otros lugares.

      Un saludo!

Responder a El Barbo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *