El-Barbo.es

Hoy quiero relataros lo que sucedió hace un par de fines de semana, en uno de esos típicos días de principio de primavera con lluvia, fuerte viento y aguas turbias. Dos días antes habíamos visitado una zona del mismo embalse donde Toñín había clavado su récord personal, hoy sería un magnifico día para volver a repetir resultados… Lo que no imaginábamos era que ambos íbamos a batir varias veces nuestros récords.


La cosa empieza el domingo por la mañana, después de desmontar el “chiringuito”, nos zampamos un par donnuts y ponemos rumbo a una nueva zona del embalse de Valdecañas. Al llegar descubrimos un escenario complicado, fuerte viento, mucho oleaje y aguas turbias. Una extraña sensación se hace dueña de nosotros… Sabemos que en estas condiciones podemos pescar grandes barbos, pero puede resultar complicado si no somos capaces de descubrir a los peces o están comiendo algo más apartados de la orilla. De momento solo un grupo de carpas chupetean afanosamente la porquería arrastrada por el aire a una pequeña recula y no hacen mucho caso a la mosca que ven pasar por delante una y otra vez.

Carpas 1, El Barbo 0, el día no empezaba del todo bien, pero tras avanzar unos metros vimos los primeros barbos, grandes y estilizados, de lomo marrón oscuro y muy recelosos. En esta pequeña recula sin apenas viento no podíamos escondernos y nos descubrían desde muy lejos, sin embargo pronto alcanzaríamos la zona infernal y encontraríamos a los barbos muy cerca de la orilla comiendo con glotonería.

El primer barbo se hizo esperar mas de la cuenta y hubo que “darle el toque” repetidas veces con la mosca para que se enterara de que a su lado había caído una ninfa gorda y jugosa que, finalmente vio y se zampó un solo coletazo. El cachetazo que le dí debió dolerle porque acto seguido se convirtió en un auténtico misil acuático rumbo al fondo y no paró hasta haber sacado unos cuantos metros de backing, la suerte por una parte y el fluorocarbono por la suya, hicieron que la batalla terminara en foto.

Los barbos, si se enteran, comen sin miedo, pero el fortísimo aire apenas apenas permite acercar la mosca a la diana, crea a demás esas molestas ondas sobre el agua que no nos dejan ver el fondo y el agua está turbia de narices, hemos sacado uno pero… ¿Saldrán más?

Al torcer la primera recula encontramos la respuesta, decenas de barbos de tamaños más que considerables comiendo por las orillas como locos, es el momento clave del día. Al poco rato Toñín está clavando peces sin parar como una máquina de pescar barbos pero… no sacando ni uno.

A la voz de “¡Se me escapan tío!” llego donde se encuentra Toñín, lo veo rodeado de barbos y, efectivamente, clavándolos y perdiéndolos uno detrás de otro. Cambió la mosca y la pesadilla se torno placido y duradero sueño. Yo no se si podría explicarlo con palabras, espero que el se anime y nos lo cuente en un comentario 😉 .

Las carreras se sucedieron durante toda la tarde al son de “¡Otro! ¡Otro!” y de “¡Madre mía que pepino!”, incluso acudimos puntuales a la cita con el “doblete” del día con estos dos fantásticos barbos. Ver la practica totalidad de la línea hundida en el fondo del embalse combándose por el peso y el backing saliendo a toda velocidad es un autentico subidón de adrenalina, y es que estos barbos extremeños no pueden compararse a los barbitos de nuestro madrileño embalse de San Juan, donde parece que los han cortado a todos por el mismo patrón de medio kilo para abajo.

Os invito a que paséis por nuestro álbum de fotos “Barbos grandes a mosca, un día de records”, espero que os guste y que lo disfrutéis tanto como nosotros pudimos hacerlo aquel fantástico día de abril.

Album de fotos Ir al álbum de Barbos  grandes a mosca, un día de records

Entradas relacionadas con Relatos

19 respuestas a “Barbos grandes a mosca, un día de records”

  1. TONIN33 dice:

    Puesi la verdad es que fue uno de los dias que mas he disfrutado pescando, aunque al principio fue un poco frustrante por que barbo que clavaba, barbo que se escapaba después de haberse ido al medio del embalse una y otra vez , yo sacaba la mosca y la mosca estava perfecta o eso creia yo, pero fué cambiar la mosca y se acabo la pesadilla. Le puse una nueva ninfa de quironómido con su burbujita de foam para su lento descenso nueva a estrenar y como las otras veces, se acercaba, la tomaba y ffffffffffffffffffff carrerón hasta sacando backing, impresionante que fuerza tienen estos barbos de Almaraz y si no tenía bastante con la primera carrera, cada vez que lo hacercaba a la orilla otra vez salían disparados al centro del embalse, con en consiguiente dolor de antebrazo por la fuerza ejercida en la acción de pesca.

    En definitiva un gran día de pesca con grandes barbos de 2 kg para arriba, y eso que los mas gordos o se me escapaban o partían en el centro del embalse enredándose con todo lo que encontraban.

    Un día memorable que me encantaría repetir en compañía de mi gran amigo y creador de el-barbo.es, Raúl Duque.

    • El Barbo dice:

      Gracias campeón, fue un día fantástico y lo volvemos a repetir la semana que viene!!

      De momento este fin de semana… a ver como se portan en La Pinilla.

      Saludos!

  2. Jose dice:

    Enhorabuena a los dos. Se ve que disteis con la horma de su zapato. El caso es que las jornadas pueden empezar mal y terminar bien.
    Supísteis sacarle partido al lugar y obtuvisteis los ansiados trofeos.
    Mis felicitaciones a ambos.

    • El Barbo dice:

      Muchas gracias Jose, la verdad es que supimos desenvolvernos en unas condiciones propicias para la actividad de los peces pero muy muy complicadas para dar en la diana.

      Un saludo!!

  3. truchillo dice:

    Simplemente expectacular.

  4. Alberto dice:

    Buenas, en primer lugar, mi más sincera enhorabuena por el blog, es el más interesante que he encontrado en muuuucho tiempo, y mira que la red es grande….

    Yo suelo pescar siempre por esa zona, almaraz, valdecañas… y durante muchos años he abandonado la mosca por pescar basses, pero después de veros ya llevo unas semanas retomándola, me habéis picado!!!

    Mañana voy cerca del pueblo de valdecañas, a un río que parece sacado del pirineo, y atestado de barbos (que nunca quieren lo que les pongo, probaré con jamón serrano de la tierra a ver si con esas…) Ya os contaré qué tal ha ido y si sale algo interesante intentaré pasaros alguna fotillo.

    Un saludo y gracias por hacer que me ponga de nuevo a dar latigazos y poner la casa perdida de plumas e hilos esta tarde!!!

  5. Jaime dice:

    Buenas señores,

    pues yo fui el sábado al mismo lugar de vuestras fotos, una hora de pesca y un barbito de 1,200 kg.

    No está mal el sitio pero todavía le falta algo de tiempo para que empiecen a subir al foam que es bastante más entretenido que las ninfas.

    También me pasé por el Ibor y este año está espectacular, el agua muy tomada y no se ven los peces pero madre mía los que hay. Pinché dos, uno que se enredó con una raiz y acabó partiendo y otro que se soltó (A ninfa de liebre con cabeza dorada) y eso que solo estuve 15 minutos y hice 5 o 6 lanzamientos.

  6. El Barbo dice:

    Alberto, no sabes cuanto me alegran tus palabras, es grato saber que nuestro esfuerzo no cae en saco roto y se pierde en la red, y ello nos ayuda a seguir trabajando.

    La zona que comentas la conozco bien, creo que te refieres a la garganta… aguas arriba, pero puedes estar seguro que entrarán mejor a unas ninfitas rojas que a al jamón de la tierra jajaja.

    Gracias a ti Alberto por seguirnos, esperamos volver a leerte pronto. Recibe un afectuoso saludo:

    Raúl

  7. El Barbo dice:

    Jaime, nosotros estuvimos en el Ibor un ratejo pero no fuimos capaces de clavar ninguno, a demás lo peces eran accesibles solo en 100 metros de río, pues no habían aun subido presa arriba (en el puente) y del puente para abajo no se veían por la turbidez del agua.

    El embalse de Valdecañas, para variar, dando la talla con buenos barbos. Felicidades por esas capturas.

    Un abrazo!

  8. Perrorecords dice:

    Que bueno! espectacular dia si señor.
    Os gusta mi tierra eh! ejeje, ¿quereis barbos grandes de verdad?
    Iros al rio Tajo y recorrer la orilla por donde transita la via del tren, a una media hora de Cáceres, o lo que es lo mismo, la orilla por donde transcurre la carretera entre Caceres y Plasencia, pero desechar la cola. Hay zonas bastante inaccesibles no por la vegetación, sino por lo cortada que esta la orilla, hay que tener cuidado para no resbalar y caer rodando, eso si, desde arriba se ven unos lomos de barbos de 6-8-10… kilos, muy largos y fuertes, solos o en parejas, la mayoria soleandose, no comiendo, aunque si le cae algo cerca con suavidad se lo tragan y preparaos porque esos si que tiran de verdad de la buena. Requiere estudiar la zona un poco antes de ir, el google maps es buen aliado. No creo que cojiérais tanta cantidad pero los tamaños son increibles… y las carpas! Abrazos.

    • El Barbo dice:

      Gracias Perrorecords!

      Nos pasaremos por la zona que comentas, todo sea por intentar sacar un monstruo de 8 Kg con un equipo ligero. Debe ser una maravilla!

      Un saludo!

  9. perrorecords dice:

    He dicho google maps??? Quería decir google earth, los barbos son listos pero aun no van por las calles jejeje.
    Pues sí, yo he visto alli “bichos” muy grandes, aunque como digo la zona requiere estudiarla bien, es tan grande eso que hay orillas de todos los colores.
    Os dije que desecharais la cola pero ahora tengo mis dudas por que el nivel del agua ha subido mucho, ya no es la playa seca de 1 metro de profundidad, creo que habría que estudiarla también, eso vosotros lo valorareis mejor que yo, aunque para “bichos” realmente grandes creo que es en las orillas mas cortadas e inaccesibles donde mejor encontrarlos. Allí ellos estan tranquilos, totalmente ajenos a la presión de la pesca, eso es lo mejor del sitio ¿quien va alli a pescarlos? nadie, solo unos “locos” de la pesca como yo y mi primo vamos por alli, y más con el calor que suele hacer en mi tierra, asi que ellos estan tranquilos, se pasean por los recodos despacio, soleandose, en parejas, ves los lomos desde arribas y dices: “madre mia!!” luego otra cosa es “bajar” a por ellos y colocarles el cebo con suavidad, hay que buscar la estrategia, es una pesca complicada, la orilla está cortada y hay mucha piedra, es facil que al pisar una piedra ruede orilla abajo, caiga al agua y adios toda la pesca… precisamente esa dificultad lo hace bonito, te da gran satisfacción cuando “enganchas” uno. A mi personalmente me gusta más que sacar 20 barbos de 1 kilo uno detras de otro, seré yo que soy un complicado jeje. No tardaré en volver, haré fotos y te las enviaré Raul 😉

  10. barbux dice:

    Vaya par de dos maquinorros que estais hechos. Aguas turbias, y ahora pepinazos de ese calibre….
    Me alegra mogoyon que disfruteis de la pesca pero aun mas que lo sepas contar como lo haces. Se masca la tension en tu relato, GRacias Raul por compartirlo.
    Un saludo

  11. perrorecords dice:

    Son unos máquinas, la verdad.

  12. El Barbo dice:

    La verdad es que no se aun muy bien por donde dice Perrorecords, y mira que he buscado la vía del tren, pero no se donde anda. ¿Puedes enviarme el punto concreto o la zona en un enlace de Google Maps a el-barbo@el-barbo.es?

    Un saludo y gracias de nuevo. Disfrutamos de nuestra afición y cuidamos de nuestros peces.

  13. El Barbo dice:

    Barbux amigo mio, muchas gracias, como siempre es un placer poder leerte.

    Como ya le he comentado a Perrorecords, disfrutamos todo lo que podemos de nuestra afición y ello nos lleva a conocer cada vez más a nuestros peces, y todo esto no puede desembocar sino en más capturas y más grandes, pero… todas siempre al agua.

    Un fuerte abrazo, da saludos a mi gente del sur.

  14. […] estos dos años largos hemos hablado de barbos, pequeños y grandes, de carpas, de truchas y blackbass, incluso algo se ha escrito de lucios en orellana, hemos pateado […]

  15. […] Barbos grandes a mosca, un día de records […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *