El-Barbo.es

odios-pesca-mosca

    • El día anterior ha sido maravilloso, perfecto, impresionante, 15 capturas de buen peso en una mañana. “Hoy nos vamos a hinchar camarada!”… A las dos horas… “Camarada… ¿Donde están tus famosos 15 tarugos?”
    • Llegas al embalse con tu mosquita y te acompaña un amigo con una de spinning. “… Ya verás… Te voy a enseñar lo que es pescar con mosca…” Y tus pensamientos se van disipando cuando observas que los bases no están arriba, y que tu compañero bate agua que es una maravilla con su espinnerbait, arrancando peces cada pocos minutos.

  • Te levantas por la mañana, un tiempo estupendo, sin nubes, sin aire, 25ºC de mayo… Llegas al embalse y hace un aire del carajo!! ¿Porquéeeeeeeee!?
  • El barbo de tu vida se acerca hociqueando con glotoneo hacia donde tu te encuentras. “Que postura!! No tengo nada detrás y una piedra oculta mi posición. Llevo puesto un escarabajo de foam… Es mio!”. Lanzas y el aire te desvía la mosca, recojes con sumo cuidado, levantas con un giro de muñeca sin que el agua prácticamente se mueva, y al volver a posar… ¿Y el barbo? ¿Donde está el barbo?.
  • Sacas en 10 minutos un par de barbos, es muy buena hora y están como locos. Decides ir entonces unos metros más allá a una recula donde sabes que suelen patrullar buenos bichos… Llegas un minuto despues y no hay barbos, y los que hay no quieren comer. ¿Pero que coño…?
  • Estás andando por la rivera del embalse observando el paisaje, disfrutando de la naturaleza y de repente entras en un claro y ves a una panda de mocosos armando jaleo y dejándolo todo lleno de mierda.
  • Te quedan unos metros para llegar a esa zona que tanto te gusta, sabes que hay buenas piezas y hoy no hay nadie en el embalse. Llegas y efectivamente los barbos, basses, carpas o truchas, o lo que sea se ceban continuamente, y solo tu sabes como pescar este huequito de paraíso. A los 5 minutos llega un pardillo tropezándose con todo lo que pilla y se instala enfrente tuyo. ¡Me cago en tod……!
  • Has clavado el barbo de tu vida, el cabrón tira con fuerza y tu caña del #5 sufre las embestidas de una máquina imparable que te obliga a sacar línea de tu carretito sin freno. En las subidas suele pasar esto y tambíen suele suceder que el barbo decide cojer corriente abajo. “Vaya… :S ¿Y el backing? ¿No tengo backing?” (Es el único momento en el que un pescador a mosca piensa: “Malditas truchas”). Mejor me compro un equipo para los barbos…
  • Vamos a suponer que solo se desanzuela y… ¡Recuperas hasta la mosca! Unos metros más adelante tienes unos cuantos barbos, vuelves a lanzar y clavas otro. Al momento se desengancha. “Vaya…” Vuelves a lanzar, clavas de nuevo y ni se prende del anzuelo. Sabes perfectamente que ese escarabajo funciona a la perfección y los barbos lo atacan sin piedad, pero al rato… “Vaya… el anzuelo está abierto”.
  • Estás montando una mosca preciosa, con mil historietas para lograr esa figura celestial que sabes con toda seguridad que será el señuelo del año entre los amigos. Montas con nuidado la cabeza y al hacer el nudo final se te escapa el hilo y se desmonta toda la cabeza que sostenía esas antenas maravillosas que tanto te había costado colocar.

Entradas relacionadas con Sin categoría

12 respuestas a “Los 10 Odios de la pesca a mosca”

  1. Barbux dice:

    Jajajajajaja. Buenisimo y todo cierto compañero.
    Si me lo permites yo apuntaria ese momento donde te ves un buen barbo cazando en superficie, mas caliente que los palos de un churrero, y tu con ese foam preferido puesto al final de la linea. Todo perfe y para asegurar que no te vea hincas la rodilla….. uno, dos, tres falsos lances para sacar linea y en el cuarto cuando ya te dispones a posar……………………………ahhhhhhhhhhhhhhh¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ la mosca se queda engancada detras en la unica rama de poleo que hay en 50 m2. !!!!!!!Me caguen…………………………..jajajajaja.
    Seguro que os ha pasado.

  2. El Barbo dice:

    Jajaja cierto cierto.

    Y que me dices de ese día gafado en el que no haces más que enganchar en las ramas de la orilla. Dios, que nervioso me pongo a veces. Jajaja.

    Un abrazo.

  3. Leo Kutú dice:

    Hno. de los anzuelos, Raúl:
    Ja, ja, ja, ja
    Llegas al borde de la costa, casteas, ¡¡¡paf!!!, se engancha en las plantas acuáticas, hay mucho movimiento de peces, quieres desengancharla ¡¡yaaaaa!!, no puedes, arqueas la caña, ¡cuidado!!!, se suelta repentinamente, regresa como un bólido y te pega en el pecho, pero no cae al piso, es que está nuevamente enganchada,… ¡¡¡en la ropa!!!, maldita sea no le has achatado la rebaba, te olvidaste,¿ves?, siempre debes quitarla antes de armar la mosca, pero esta es única (mosca), no por su diseño solamente.
    No la puedes desenganchar, forcejeas, tampoco,¡¡¡¡coño!!!, es que ya es una cuestión de honor. O con esta mosca o con ninguna. Pasa el tiempo, no la desenganchas, sigue pasando el tiempo y, por fín la muy ladina se suelta,…pero ya oscurece…
    Un afectuoso sapukay.-

  4. El Barbo dice:

    Jajaja cierto cierto!

    Bufff esas situaciones queman eh jajaja. Yo suelo quitar la muerte al anzuelo justo antes de empezar a montar la mosca con el propio torno, que ya ves que viene fenomenal no tenerla.

    Un abrazo!

  5. jajajaja, qué bueno!! lo has clavado! bueno, yo quiero aportar otra: estás vadeando el río, concentrado en cada detalle y movimiento del agua, observas un buen barbo cebándose en superficie, te aproximas, te vuelves a aproximar y…..¡¡ al agua!! pisas una piedra resbaladiza y te das un chapuzón de aupa, con los consiguientes daños colaterales (móvil a la mierda, cartera chorreando, y un fresquito…)jajaja. Muy original la entrada.
    Saludos!

  6. El Barbo dice:

    jajajaja que buena esa! Un despiste y de cabeza al agua.

    Que grande, un saludo Miguel!

  7. Jaime dice:

    Yo tengo que agregar una que seguro que os ha pasado…

    7 de la tarde, puesta de sol en el horizonte en cualquiera de los pantanos o embalses de españa, ni una gota de aire, la superficie del agua parece un espejo perfecto, y justo a 15 metros, decenas de bocas de carpas aparecen en la superficie, llegan incluso a mostrar sus lomos y algunas de ellas tienen el tamaño de alguno de nuestros sueños. Pruebas una mosca, se la pones en la boca, nada, ni una picada, pruebas otra con el mismo tino en el lanzamiento, nada de nada, una ninfa, ni se imutan… media hora después desistes de probar toda tu caja de moscas y te vas a casa con una incompresión de la situación que te tendrá en vela toda la noche y te hará desear que la situación se vuelva a repetir.

  8. El Barbo dice:

    Joer eso si que es tener mala suerte y no te creas que de vez en cuando pasa. Y para completar añado otra:

    Resulta que entonces decides bajar del 0.18 al .15 y… vaya parece que les gusta, si, se acerca, lo tiene enfrente!!! Siii!!! Pegas el cachete y parte. Mierda! jajajaja

  9. Barbux dice:

    Ayer me acordé de esta entrada.
    Vas por la orilla del embalse con un estrimer buscando esos bases que en dias anteriores estaban por alli y a eso que se ve una nube de lodo y una cola abaniqueando el agua. Una carpa está ninfeando a distancia de lance por lo que decides poner esa ninfa con la que podras engañarla. Me siento para no delatarme y cuando vuelves a mirar la nube…….¿la carpa?? donde ha ido? no se ve el ciprinido pero si a tus pies está un tarubo de bass que os quedais mirandoos mutuamente, inmovil………………………Ahora que???????
    Cosas de la pesca……………

  10. El Barbo dice:

    jajajaja que grande Meléndez.

    Y que hiciste?

  11. Barbux dice:

    Pues hice lo que creo que hubiesemos hecho todos. Con el mayor sigilo posible intenté ponerle la ninfa al bas donde la viera, pero claro, él ya me habia visto y la ninfa no era precisamente lo que buscaba. Al final se dió media vuelta y se perdió.
    Bueno, para la proxima……………….
    Saludinnnnnnnnnnnnn

  12. El Barbo dice:

    Joer que mala suerte.

    Bueno ya tenemos unos cuantos “odios” nuevos, a ver si añadimos dos o tres más y los añadimos a la lista.

    A ver cuantos conseguimos, que no todo son maravillas en la pesca.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *