El-Barbo.es

latigazos-jaime

Tras estos últimos días de pesca y en vista del cierto éxito de las jornadas, Jaime y yo decidimos escaparnos las últimas horas del jueves. A las 6:00 estaba como un clavo esperando en el lugar de encuentro y a poco más de las 6:30 montábamos los equipos en la orilla de la renombrada Laguna del Campillo.

– Verás como hoy tampoco clavamos nada – Comentó Jaime al ver la escasez de los barbos orillados, a lo que le respondí que hoy iba a ser el día, el gran día en que por fin compartiríamos una jornada de pesca con… peces, como finalmente comprobaréis. Y es que a pesar del amor por la pesca y la grata compañía, nuestras invernales jornadas anteriores fueron demasiado frías e improductivas.

Como digo, las orillas apenas albergaban barbos, y a su vez estos, mostraban poca confianza y huían con rapidez en cuanto crujían las ramitas bajo nuestros pies. La cosa estaba complicada, pero sabíamos bien que era cuestión de algo de tiempo y paciencia. Mientras esperábamos la «hora mágica», caminamos hacia la orilla que considerábamos más querenciosa entre lances y algún que otro enganchón tras algún bass despistado.

barbo-raulAl llegar las 8 todo empezó a transformarse y los barbos tomaron posiciones, para aquel entonces nosotros estábamos ya en el punto caliente y no tardó en producirse la primera picada. Un pequeño barbo mordió el escarabajo de foam entre unos juncos y nos llenó de nuevo de ilusión y ánimos, ahora solo quedaba uno de nosotros por clavar.

Al poco rato recibo otra fantástica picada, esta vez de un buen barbo que de cuatro coletazos se mete debajo de un tronco sumergido, tiro con fuerza hacia el lado contrario para evitar que el animal se enrede en las ramas y parta o consiga zafarse del anzuelo, el 0,20 de bajo de fluorocarbono me permite sostener no sin apuros la embestida y consigo encauzar la pelea hacia el fondo de la laguna. El animal tira con fuerza y se defiende bien con cabezazos y acelerones, pero en una de estas se para, da media vuelta y empieza a correr de nuevo hacia la orilla. Esto me pilló totalmente desprevenido y metido entre los juncos, no fui capaz de recoger línea lo suficientemente rápido y el pez se metió en el mismo puñetero tronco, que acabó enredandose entre las ramas.

Tendríais que haber visto la cara de idiota que se me quedó. En fín, no acabo de colocar un bajo nuevo cuando oigo un… «Tomaaaaa!» que venía de unos pocos metros más allá. Salgo corriendo con el aparejo medio ‘desmontao, se enreda un tramo de línea de una ramita y cuando llego a donde Jaime se encuentra había dejado trás de mi más de 20 metros de línea por el sendero de la laguna. Mientras tanto, mi compañero extremeño estaba tratando de evitar que su presa se refugiara en las junqueras, pero finalmente no lo consiguió y el barbo acabó enredándose en unas plantas sumergidas. Ahora si que estabamos todos de cuadro, Jaime maldiciendo al pez por haberse enredado, empezando a dar tirones, y yo grabando con 20 metros de línea fuera del carrete y todas las cosas medio tiradas. Los pescadores que estaban por allí debieron alucinar en colores con notros… Bueno, el caso es que de repente y de improvisto y mientras intentabamos mantener la compostura, el pez se desenreda de la planta y sale a la superficie ya rendido. Yaaaaahooooo!

Hubo momentos de lo más divertido entre bromas y barbos, peces y moscas perdidas, enganches para parar un tren… Una bonita tarde de pesca con mi querido amigo mosquero, aquí queda.

Un fuerte abrazo Jaime.

Entradas relacionadas con Relatos

10 respuestas a “Dando latigazos con Jaime”

  1. Jaime dice:

    Muy bien señor,

    gracias por compartir la jornada conmigo y por mostrarme esos barbos de los que tanto hablabas y yo no veía.

    «Que tío el Raúl que sólo los engancha el» jajaaj.

    Un abrazo.

  2. Javi mateos dice:

    Seguro que despues de esta salida vienen muchas mas enhorabuena a los dos, saludos

  3. barbux dice:

    jajajaajaj Pero que bueno. Cuanto me alegra ver vuestras cañas arqueadas.
    Amigo Jaime, pegate a Raul que seguro tendras muchos buenos momentos ya que es un placer compartir con ete fenomeno.
    Un saludo a ambos

  4. Jaime dice:

    El problema es no disponer del suficiente tiempo. Pero vamos intentando conseguir algunas capturas juntos.

    A cuidarse.

  5. El Barbo dice:

    Vaya, hoy he llegado yo tarde, a ver por donde empiezo…

    Jaime: Gracias a ti camarada, desde el primer día he visto en ti una gran persona y mejor pescador. Estoy muy feliz de tenerte como compañero de fatigas.

    Barbux: Gracias quillo. Será un placer también para mi volvernos a ver dentro de unos días en la subida.

    Javi: Seguro que si, de hecho lo estamos deseando ya jejeje. Pues nada a ti también te veo en la subida no?

    Un abrazo para todos.

  6. Sois unos cracks!!! Dejame decirte Raul que tu web es de gran calidad, solo hay que darse una vuelta por ella. Enhorabuena por las capturas…

  7. El Barbo dice:

    Gracias J. Alfonso. Ciertamente intento que sea lo más limpia y sencilla de manejar posible. Me alegra mucho que te guste y me alagan tus palabras.

    Un saludo.

  8. Hola Raul¡¡¡ tiene que haber cada tarugo en esa charca… Genial poder compartir con los colegas jornadas de pesca. Qué diferentes esos babos a lo gitanillos de aquí.
    Un saludo amigo

  9. El Barbo dice:

    Gracias Luisillooo!

    A ver si te vienes un día por aquí y te llevo a un rinconcito donde hay unos torpedos comunes de infarto.

    Un abrazo!

  10. Leo Kutú dice:

    Hno. de los anzuelos, Raúl:
    Bien, bien, asi os quiero ver, pescando y feliz.
    Saludos a Jaime.
    Un abrazo y,…
    Un afectuoso sapukay.-

Responder a Javi mateos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *